La llegada a Manchester

En donde se relata la llegada a Manchester en tren y la primera parte de la visita al museo de Ciencia e Industria.

La llegada a Manchester


22 de febrero, Manchester

Amaneció el día con nieve húmeda y mucho frío... caminando hacia la estación tras el desayuno, nos despedimos de la misteriosa Edimburgo.

El viaje en tren de algo más de tres horas, atravesó la frontera entre Inglaterra y Escocia, estampando en las ventanas la maravillosa imagen de la campiña inglesa nevada y el encantador paisaje del Lake District.

Llegamos a Manchester, ciudad de ladrillos rojos. Ecos del esplendor Victoriano asoman por todos sus pasajes. Pero no es un esplendor nostálgico. Manchester es una imponente ciudad moderna, limpia y ordenada, que recuerda con orgullo su protagonismo durante la revolución industrial, pero que vive a su vez un presente próspero.

Clásicos edificios de ladrillos rojos en Manchester

Recorrimos a pie la calle en la que nos hospedamos, Oxford Road. Vimos los alrededores de la Universidad Metropolitana de Manchester, con sus locales de comida rápida en donde comimos los primeros "Fish and chips" del viaje.


Museo de Ciencia e Industria (MOSI)

Luego visitamos el Museo de Ciencia e Industria. Lamentablemente no llegamos a ver todos los pabellones ya que cerraba a las cinco, así que consideramos la posibilidad de regresar otro día y completar la vista... vimos el "Power hall" con una impresionsnte exhibición de las máquinas que revolucionaron el siglo XVII.


Una locomotora, exhibida en el "Power Hall"

 

El pabellón dedicado a la aviación, sin duda, resultará muy interesante para los aficionados al rubro. Una colección de antiguas bicicletas muestra como un buen diseño no sufre muchas modificaciones con el tiempo - la conclusión es personal - Muy diferente los cambios drásticos que pueden apreciarse en la fabricación de aviones y automóviles, desde los mas antiguos hasta un pequeño vehículo eléctrico.


Bicicletas antiguas


Finalmente, el pabellón textil, muestra los mecanismos de las maquinarias de producción de telas de algodón, desde el vellón de lana, hasta el estampado de la "Trade Mark" en el embalaje. Completa la instalación información sobre el desarrollo posterior de los productos textiles, como por ejemplo, las telas impermeables... y tuvimos que irnos, porque ya cerraban.



Antiguas máquinas textiles

De regreso al hotel, rápidamente comenzó a oscurecer. Visitando algunos comercios de electrónica e indumentaria, cerramos la jornada para decidir y planificar las visitas que haríamos al día siguiente.

Contacto
nombre:
email:
comentario (opcional):
deseo suscribirme gratis al informe periódico de noticias y novedades
enviarme copia del contenido de esta página